Contacta con un Abogado
963 21 41 11

Blog

EL IMPAGO DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS Y LA EMBARGABILIDAD DE SUELDOS O PENSIONES

Muy frecuentemente se nos plantea cuestiones en relación con el impago de la pensión de alimentos para los hijos, los pasos deben seguirse para el cobro de esta cantidad, y sobre todo, ¿hasta dónde se le puede embargar?

Para responder a estas dudas y las demás en relación con este tema considero oportuno aclarar qué se entiende por pensión de alimentos.

La pensión de alimentos comprende la alimentación o sustento, el alojamiento, el vestido y la asistencia médica. Además, también se incluye la educación o instrucción cuando se trata de menores (o bien de mayores de edad que aún no han terminado su formación; por ejemplo, que estén estudiando un grado universitario).

Centrándonos ya en el derecho de familia, la sentencia de nulidad, separación o divorcio determina quién es el obligado a satisfacer la pensión, su importe y bases de actualización (normalmente el IPC), así como el momento del pago.

En relación con la cuantía de la pensión, el juez tiene en cuenta dos circunstancias: las necesidades de quien ha de percibir la pensión (por ejemplo, los gastos habituales de los niños a lo largo del período anual), y la fortuna del obligado a satisfacerlos (es decir, sus ingresos y su patrimonio).

En este sentido me gustaría hacer una puntualización en relación con el baremo (las famosas “tablas”) de pensión de alimentos que publica el Consejo General del Poder Judicial, y decir que, si bien es habitual que sea tenido en cuenta por los jueces (y en muchas ocasiones, por los propios profesionales que intervenimos en el proceso, a la hora de llegar a un acuerdo sobre la cuantía a abonar) no es vinculante para el juzgador, que podría imponer su propio criterio o valoración a la vista de los medios de prueba que se le hayan aportado en el proceso que se trate.

¿Esta cuantía ya no va a variar, o puede modificarse con posterioridad?

Es lógico pensar, y no sin falta de razón, que si la cuantía depende, no sólo de las necesidades del beneficiario sino también de los ingresos del obligado al pago, si por ejemplo estos ingresos disminuyen, o bien el gasto del hijo es menor (ejemplo, pasa de cursar estudios en un colegio privado, a asistir a un colegio público), la cuantía deberá poder modificarse, y de hecho así es.

Ahora bien, IMPORTANTE. El obligado al pago no puede por su cuenta modificar este importe, para ello debe instar esta modificación judicialmente, iniciando un proceso de modificación de medidas.

Reiteramos, pues es muy importante: Si el obligado al pago no puede pagar todo el importe, no ha de dejar de pagar, sino solicitar una modificación. Pues si deja de pagar se acabará enfrentando a un embargo de cuentas, de salario o pensión, de bienes, y además, puede cometer un delito contra las relaciones familiares, tipificado en el Código Penal, para el caso de que no abone dos pensiones consecutivas, o cuatro no consecutivas. Delito que lleva aparejada nada menos que pena de privación de libertad.

Por tanto, si es Vd el pagador de la pensión, y tiene dificultades para abonarla, contacte con un abogado (o solicite uno de oficio), para pedir esta modificación de medidas, pero no permanezca impasible o se limite a no pagar, porque como hemos visto, puede tener consecuencias muy graves.

Si Vd tiene la custodia de sus hijos, y el otro progenitor no le paga la pensión, ¿qué debe hacer? ¿Hasta dónde puede embargar? ¿Qué tardará en cobrar?

Si el otro progenitor incumple la obligación de pago de la pensión, deberá Ud. a través de su abogado iniciar el procedimiento de ejecución de su sentencia de nulidad, separación o divorcio.
En este proceso se solicitará la ejecución de los bienes del obligado que ha dejado de pagar, y si carece de bienes, se le embargará su sueldo (o pensión que perciba) así como sus cuentas bancarias.

En este punto es muy frecuente que nuestros clientes crean que hay una parte del salario que es inembargable (en múltiples ocasiones nos manifiestan: “Es que mi exmarido/exmujer únicamente percibe la pensión de los 426 euros”, por ejemplo). Pues bien, aclarar que la ley establece una excepción a la inembargabilidad del salario mínimo interprofesional, y esa excepción es precisamente el pago de la pensión de alimentos.

Por último, en cuanto a la muy frecuente pregunta del cliente en relación a cuánto tardará en poder cobrar el importe que se le adeuda, lamentablemente no hay una respuesta para ello, porque dependerá de la facilidad o dificultad con la que se hallen bienes o ingresos del obligado a abonarla, así como del juzgado en que recaiga el procedimiento. Pero sí que podemos transmitir al cliente la certeza  de que, aunque pueda tardar, si el obligado al pago tiene algún bien o ingreso, finalmente podrá percibir lo que se le debe.

Hemos tenido intención desde el despacho de brindar una aclaración a estas preguntas que frecuentemente se plantean por los clientes inmersos en esta situación, pero por supuesto, somos conscientes de que se plantean muchas dudas más en ese momento difícil para ellos, y quedamos a su disposición para aclarárselas, tanto a través de comentarios a este blog, como personalmente en nuestro despacho, en Plaza Ayuntamiento 26 de Valencia, telf 963 21 41 11